Noticias

Surgen teorías sobre por qué los pandas bebés son tan pequeños

▲ Desde hace décadas han surgido varias teorías sobre la inusual diferencia de tamaño entre los pandas bebés y sus madres.Foto Ap

Europa Press

 

Periódico La Jornada
Martes 17 de diciembre de 2019, p. 2

Madrid. De color rosa, ciegos e indefensos, los pandas gigantes suelen pesar unos 100 gramos al nacer, el equivalente a una barra de mantequilla. Sus madres son 900 veces más masivas que eso.

Esta diferencia de tamaño inusual ha dejado a los investigadores desconcertados durante años. Con algunas excepciones entre animales, como equidnas y canguros, ningún otro mamífero recién nacido es tan pequeño en relación con sus madres. Nadie sabe por qué, pero un estudio de la Universidad de Duke de huesos en 10 especies de osos y otros animales descubrió que algunas de las teorías actuales no se sostienen.

La profesora de biología de Duke, Kathleen Smith, y su ex alumna Peishu Li publicaron sus hallazgos en Journal of Anatomy.

Es difícil encontrar esqueletos de panda bebé, pero los investigadores pudieron estudiar los restos conservados de algunos nacidos en el Zoológico Nacional Smithsonian en Washington.

Tomaron microtomografías de dos cachorros, junto con grizzlies recién nacidos, osos perezosos y polares, perros, zorros y otros animales relacionados. Utilizaron los escaneos para crear modelos digitales en 3D del interior óseo de cada bebé al nacer. Examinaron el grado de osificación o cuánto se ha formado el esqueleto en el momento del nacimiento.

El panda puede ser un ejemplo extremo, pero todos los osos tienen bebés desproporcionadamente pequeños, señaló Li.

Una idea de hace décadas vincula los bajos pesos al nacer en osos con que, para algunas especies, el embarazo se superpone con la hibernación invernal. Las hembras embarazadas no comen ni beben durante este tiempo y descomponen los músculos para suministrar proteínas al feto hasta antes de que ese proceso amenace su salud. Al acortar el embarazo y dar a luz a bebés inmaduros, los osos desplazarían más su crecimiento hacia el exterior del útero, donde pueden vivir de la leche de su madre.

Los defensores de la teoría reconocen que no todos los osos, incluidos los pandas, hibernan durante el invierno. Pero la investigación del equipo de Duke no halló diferencias significativas en el crecimiento óseo entre los osos en hibernación y los que permanecen activos todo el año.

Los investigadores descubrieron que la mayoría de los esqueletos de osos son tan maduros como sus primos animales cercanos, a pesar de ser pequeños. El resultado es que el oso panda es la excepción.

Algunos investigadores culpan a su dieta sólo de bambú, pero los datos son escasos, señaló Li. Los investigadores dicen que la apariencia embrionaria del oso panda tal vez tenga que ver con una peculiaridad de la especie.

Después de que el óvulo es fertilizado, el futuro feto entra en un estado de animación suspendida, flotando en el útero varios meses antes de implantarse en la pared uterina para reanudar su desarrollo y prepararse para el nacimiento. Pero mientras otros osos se gestan durante dos meses después de la implantación, los pandas gigantes se hacen en un mes. Básicamente no están bien cocidos, explicó Li.

El nuevo estudio sugiere que los pandas bebés siguen la misma trayectoria que otros parientes de mamíferos: sus huesos maduran en la misma secuencia y a ritmos similares, pero en un horario truncado. El desarrollo simplemente se acorta, indicó Smith.


Fuente

Acerca del autor

El Webmaster

En PozaRica.NET mostramos noticias de Poza Rica y México (entre otras) con otra perspectiva. Quitamos y ponemos. Ponte en contacto si te gusta contribuir.